¿Qué significa “PREVIA CITACIÓN”?

 Expedientes, Honorarios  Comentarios desactivados en ¿Qué significa “PREVIA CITACIÓN”?
Abr 182017
 

Es un término que suele aparecer tanto en procesos civiles como laborales.

La palabra “citación” en este caso debe ser interpretada como que se notifique a alguien sobre algo para que “esté a derecho”, es decir para darle la posibilidad de plantear lo que crea conveniente en defensa de sus derechos antes de que algo ocurra.

Un ejemplo clásico es cuando homologan un acuerdo conciliatorio arribado por las partes “previa citación a los profesionales intervinientes”. Dicha homologación quedará conformada y firme recién cuando se demuestre haber notificado esta citación a los peritos.

Esto lo hacen para “avisarles” que se llegó a un acuerdo y darles la posibilidad de que soliciten regulación de honorarios.

Recordemos que mientras en el Fuero Laboral el impulso del expediente es de oficio (del juzgado) en el Fuero Civil el impulso es de los interesados, y es por eso que los citan para que puedan “impulsar” sus honorarios.

También se da mucho cuando alguien trabó embargo y la parte embargada paga y solicita se levante el embargo. El juzgado, antes de ordenar el levantamiento cita a los profesionales y/o al embargante para darles la posibilidad de oponerse y no procederá hasta que no haya constancias de que fueron notificados.


Dr. Mariano A. Fernández Oromendia
Especialista en cobro de honorarios periciales.
Contrate mis servicios AQUÍ.

Deje una consulta sobre cobro de honorarios AQUÍ.

 

Feb 092017
 

Una cuestión fundamental para conocer en qué momento actúa el perito dentro del expediente y cuándo cobrará sus honorarios es entender cómo es la estructura de un juicio.

Todo juicio tiene etapas, que están normadas en las leyes procedimentales correspondientes a la materia del proceso. Por ejemplo, un juicio laboral se rige por la Ley 18.345 (Ley de Ordenamiento Laboral), o un proceso civil o comercial, se rige por el Código Procesal Civil y Comercial, siendo éste último en definitiva el que se aplica en caso de duda o vacío.

El juicio comienza con la demanda que presenta la parte actora. En ella debe expresar claramente qué le está pidiendo al juez y en qué prueba se va a apoyar para convencerlo. Desde ya que una de esas pruebas será la pericial, a través de la cual intervendrá luego el perito.

La demanda le es notificada a la parte demandada y ésta debe contestarla en un plazo determinado, planteando su defensa y también sugiriéndole al Juez la forma en que debe decidir. Por supuesto esto también requiere del ofrecimiento de prueba.

Una vez que está contestada la demanda, se dice que quedó “trabada la litis”, que significa que claramente se sabe qué se reclama y qué se contesta a ese reclamo. Es en este momento en que se produce una audiencia (llamada del art. 360) que intenta que las partes concilien sus diferencias, a efectos de evitar la prosecución del juicio.

Si no se logra dicha conciliación, entonces el Juez evaluará y admitirá las pruebas presentadas, abriéndose el “periodo de prueba” que es aquél en el cual el perito presenta la pericia, los testigos declaran, etc…

Una vez que se completó el periodo de prueba vienen los alegatos, en los cuales cada parte por separado analiza cada una de las pruebas y le muestra al Juez cómo a través de ellas resulta probado lo que ellos manifestaron en la demanda y contestación de demanda. Es la última oportunidad que tienen las partes para intentar convencer al Juez.

Terminado ese momento el Juez debe dictar Sentencia, que puede ser condenatoria o absolutoria, y a partir de allía las partes pueden apelar dicha sentencia, que es manifestar razonadamente en qué creen que el Juez no juzgó como era debido. LAs apelaciones son consideradas por la Cámara de Apelaciones (segunda instancia) y ese veredicto es el definitivo.

Existe una posible instancia posterior, que es la Corte Suprema, pero son muy pocos procesos judiciales los que llegan a ella.


Dr. Mariano A. Fernández Oromendia
Especialista en cobro de honorarios periciales.
Contrate mis servicios AQUÍ.

Deje una consulta sobre cobro de honorarios AQUÍ.


Nov 212016
 

Una vez que apelé la regulación de mis honorarios, tengo que impulsar la elevación a Cámara.

Esta es una etapa que no tiene impulso de oficio y por lo tanto me tengo que preocupar para que el expediente sea remitido al Tribunal Superior.

Si bien, en el escrito de apelación puedo incluir la petición de elevación, esta resulta “de forma” ya que el Juzgado hará una revisión del expediente antes de elevarlo.

Como esa revisión siempre consiste en los mismos pasos, conviene adelantarse a la misma revisando el expediente a fin de evitar una futura pérdida de tiempo, que se sumará al tiempo de demora en Cámara.

Lo que tenemos que controlar es:

1. Si todas los interesados (parte actora y demandada y peritos) fueron notificados de las regulaciones de honorarios.

2. No sólo verificar si cada perito se enteró fehacientemente de la regulación de sus propios honorarios, sino que cada parte también se haya enterado de las regulaciones de los peritos.

3. Las partes propiamente dichas (actora y demandada) deben haber sido notificadas de las regulaciones de los honorarios de sus respectivos abogados, en sus domicilios reales.

4. No solo debe verificarse lo anterior, sino que haya transcurrido el plazo para apelar, que se inicia a partir de las respectivas notificaciones.

Si vemos que alguna de estas situaciones no se ha completado, podemos impulsarla a fin de evitar tener que “engancharnos” en la pérdida de tiempo del principal interesado.

Lo contrario, además, hará que cada vez que pidamos que el expediente se eleve, el Juzgado nos rebote la elevación hasta que todo esto se complete.

Es decir, si nosotros somos el perito psicólogo y vemos que el perito contador no fue notificado de sus honorarios, tenemos dos opciones:

a) Esperar que las partes lo hagan (no tenemos control de la demora)

b) Tomar nosotros las riendas y acelerar el proceso.

Nada impide al perito confeccionar las cédulas que sean necesarias para lograr este avance. Lamentablemente, no pueden firmarlas (nunca voy a entender por qué no) y deberán dejarlas para la firma del Secretario del Juzgado.


Dr. Mariano A. Fernández Oromendia
Especialista en cobro de honorarios periciales.
Contrate mis servicios AQUÍ.

Deje una consulta sobre cobro de honorarios AQUÍ.


 

 

 

 

 

 

Sep 152016
 

 

Los incidentes son “desprendimientos” del juicio principal que posibilitan el trámite de determinada cuestión sin alterar las actuaciones principales, pero relacionadas a éstas.

El típico caso en el que se ordena la formación de un incidente es, en el Fuero Laboral,  si se han apelado los honorarios y se desea impulsar la elevación a Cámara y el actor está cobrando el capital de condena en varias cuotas.

La elevación a Cámara imposibilitaría que el actor siguiera cobrando sus cuotas y por eso se ordena la formación de un incidente a fin de que sólo éste suba a Cámara.

El incidente debe constar de fotocopias certificadas de todo lo relacionado a la situación por la cual fue formado.

Así, si es para elevar a Cámara para resolver una apelación de honorarios, las copias certificadas deberán serlo de la designación del perito, la pericia, las impugnaciones y sus contestaciones, la regulación de honorarios, las apelaciones que hayan tenido y la concesión de los recursos.


Dr. Mariano A. Fernández Oromendia
Especialista en cobro de honorarios periciales.
Contrate mis servicios AQUÍ.

 

 

El expediente pasó a Cámara hace meses, ¿puedo hacer algo para activarlo?

 Expedientes  Comentarios desactivados en El expediente pasó a Cámara hace meses, ¿puedo hacer algo para activarlo?
May 242016
 

A menos que la Cámara lo requiera, todas las cuestiones concernientes a los peritos deben ser cursadas por Primera Instancia. Es decir que cualquier escrito que se presente espontáneamente en Cámara, no será proveído sino con un “agréguese para ser despachado por el Sr. Juez de Primera Instancia”.

Pero, además de ello, en segunda instancia (Cámara) no hay nada que el perito pueda hacer para impulsar, ya que se están siguiendo los procedimientos relacionados con las apelaciones que tuvieron lugar en primera instancia.

A veces la demora se debe a la complejidad de este procedimiento, que requiere que las partes expresen agravios, que sean notificados de éstos y que los contesten mutuamente.

Otras veces este proceso de segunda instancia se ve más demorado por incidencias que pueden darse durante sus tramitación. Por ejemplo, la Sala requiere la intervención del Defensor de Menores o que se libre oficio a determinada dependencia, etc.

Y otras veces, sobre todo en el Fuero Laboral, la demora se debe al colapso del Fuero, que también afecta a su segunda instancia.

Lamentablemente, no son tiempos que podamos manejar y sólo queda esperar a que el expediente baje al Juzgado de de origen para que siga su curso.



Dr. Mariano A. Fernández Oromendia
Especialista en cobro de honorarios periciales.
Contrate mis servicios AQUÍ.
Deje una consulta sobre cobro de honorarios AQUÍ.