Notificaciones electrónicas: diferencias entre expedientes nuevos y antiguos.

 Notificación  Comentarios desactivados en Notificaciones electrónicas: diferencias entre expedientes nuevos y antiguos.
Mar 082016
 

En lo que a notificaciones electrónicas se refiere hay una diferencia entre expedientes antiguos y nuevos.

Cuando digo “nuevos” me refiero a expedientes que se iniciaron de 2015 en adelante.

A partir de 2015, como las inscripciones de los peritos comenzaron a ser por vía electrónica, son sorteados por esta misma vía y todo lo que ocurre después también. Son notificados de la designación mediante cédula electrónica y todas las posteriores notificaciones también lo serán por esa vía.

Inclusive en la mayoría de los juzgados (sobre todo laborales) piden -e incluso los intiman – que las copias de traslado de lo que se presente sean digitales y no en papel.

En cambio, en los expedientes anteriores a 2015, en los que el perito ya actuó o todavía lo está haciendo y en los que fue designado a la vieja usanza, se debe constituir domicilio electrónico en cada una de las causas.

Esto se logra mediante la presentación de un escrito sencillo en el cual se denuncia el domicilio electrónico (su CUIT) y se pide que el mismo sea validado en el sistema.

A partir de allí, se podrán recibir cédulas electrónicas y se podrán subir copias de escritos presentados.

Por disposición de las sucesivas acordadas de la Corte que suspendieron la obligatoriedad de las notificaciones electrónicas ésto será obligatorio desde el 02/05/2016. Siendo que a partir de esa fecha, quien no tenga domicilio electrónico constituido en el expediente se considerará notificado “ministerio legis” o a partir del siguiente día de nota a la fecha del proveído.


Dr. Mariano A. Fernández Oromendia
Especialista en cobro de honorarios periciales.
Contrate mis servicios AQUÍ.
Deje una consulta sobre cobro de honorarios AQUÍ.

Me llegó una impugnación por vía electrónica, ¿puedo responderla por la misma vía?

 Escritos, Notificación, Sin categoría  Comentarios desactivados en Me llegó una impugnación por vía electrónica, ¿puedo responderla por la misma vía?
Feb 232016
 

La implementación del sistema de notificaciones electrónicas implica que los peritos reciban las comunicaciones que antes venían en papel, a través del sitio del Poder Judicial, recibiendo un mail de cortesía que avisa que la notificación se produjo y que debemos verla ingresando al mencionado sitio con usuario y contraseña.

Es decir que la comunicación del Tribunal al Perito se agota cuando llega la cédula electrónica notificándonos que, por ejemplo, tenemos una impugnación y desde ese momento comienza a correr el plazo para contestarla.

No obstante la digitalización del sistema, el expediente siguen siendo escrito y en papel. Ello quiere decir que no se ha implementado un sistema de firma electrónica (como sí se está implementando en la Provincia de Buenos Aires), que nos permita evitar la presentación de un escrito con nuestra firma de puño y letra en el expediente.

Lo que si prevé el sistema es la presentación digital de una copia del escrito que se presente, lo que significa que ya no se deberán acompañar en el expediente “tantas copias para traslado como partes haya” (en papel) y será suficiente con la que subamos (vía archivo PDF) a la página del poder judicial.

El e-mail no se utiliza para nada en este sistema, más que para recibir los avisos de cortesía cuando tenemos una nueva notificación electrónica.

No obstante, algunos juzgados -sobre todo civiles- reciben vía mail oficios de embargo en word a efectos de facilitar el confronte de los mismos, pero esto no se relaciona con el sistema de notificación electrónica.

Además de ahorrarnos la impresión de copias de traslado y de tener que presentarlas en el juzgado, el sistema electrónico permite acelerar el proceso de cobro de honorarios. Lo pongo en práctica, como abogado, con mis clientes-peritos cada vez que puedo (es decir, si las partes tienen domicilio electrónico) a través del envío de cédulas digitales que permiten que el destinatario de la misma se notifique en el mismo momento en que se la envío.

Lamenteblemente, los peritos al menos hasta ahora tienen vedado el envío de cédulas electrónicas, lo cual no les permite avanzar en forma directa con mayor celeridad en el cobro de sus honorarios. Esto debería revertirse.



 

 

 

Apelé mis honorarios por bajos y el expediente no se eleva a Cámara, ¿qué puedo hacer?

 Notificación  Comentarios desactivados en Apelé mis honorarios por bajos y el expediente no se eleva a Cámara, ¿qué puedo hacer?
Nov 182015
 

Una vez que presentamos la apelación, para que el expediente se eleve a Cámara deben darse los siguientes requisitos:

– Que nos concedan la apelación.

-Que todos los interesados estén notificados del proveído en el que se produjo la regulación.

En el Fuero Laboral, la concesión del recurso puede demorar bastante (más de un mes) ya que  debido al colapso del Fuero, suelen esperar a que las partes y peritos vayan presentando sus apelaciones y proveen luego todo junto.

En este fuero, las notificaciones las realiza el mismo juzgado, por lo que nosotros solo debemos controlar que las cédulas se agreguen al expediente a fin de que luego el juzgado lo eleve a Cámara.

En el Fuero Civil y/o Comercial, el proveido que concede la apelación suele venir enseguida y las cédulas las diligencia el interesado y deben enviarse a todas las partes involucradas (o que podrían tener interés en apelar la resolución en cuestión).

Si los honorarios fueron regulados en la Sentencia, este notificación muchas veces la realiza la parte actora, que es la mas interesada en que el expediente suba a Cámara.

Si se trata sólo de nuestros honorarios, nadie más que nosotros se ocupará.

Ahora con la entrada en vigencia de la obligatoriedad de la notificación electrónica, como los peritos no pueden enviar cédulas electrónicas directamente habrá que ver si las enviará el juzgado automáticamente o si habrá que pedir que pedirlo por escrito.


 


 

Oct 222015
 

El Juzgado en determinado proveido ordena notificar el mismo. ¿Cómo nos damos cuenta? Simplemente porque la última palabra es “Notifíquese.”

Pero así, a secas. No aclara a quién debe hacerlo.

Para responder estos interrogantes, primero debemos ver en qué fuero estamos.

Si esto ocurre en el Fuero Laboral, como los expedientes son impulsados de oficio (el juzgado impulsa) las cédulas las confecciona el mismo juzgado. Y ello es así hasta que comienza la etapa de ejecución de sentencia ya que a partir de allí, por disposición de la ley 18.345 cesa el impulso de oficio y comienzan a impulsar las partes.

Esto significa que cuando el “Notifíquese” está acompañado de “art 46 L.O.” , la cédula debe confeccionarla la parte interesada.

En el resto de los fueros, el impulso siempre es de la parte y por lo tanto un “Notifíquese” implicará que la cédula debe ser confeccionada por el interesado.

Recuerden que los peritos no firman cédulas, sino que deben dejarlas a confronte y firma del Secretario.

Si por alguna razón, el Juzgado decide hacer la cédula, la leyenda será “Notifíquese por secretaría.”

A partir de la obligatoriedad del sistema de notificaciones electrónicas, las cédulas en papel a domicilios constituidos dejarán de hacerse por las partes o peritos y será el juzgado mismo el que notifique por vía electrónica.



 

Sep 232015
 

La normativa sobre domicilio electrónico plantea su obligatoriedad y también prevé qué ocurre si el mismo no se constituye. Sin embargo, por el momento coexisten ambos sistemas (electrónico y papel) luego de varias postergaciones de la entrada en vigencia del electrónico con exclusividad.

Como ambos sistemas están vigentes, por el momento a quien no constituyó domicilio electrónico se lo debe notificar mediante cédula de papel.

Cuando el régimen electrónico quede en forma exclusiva, la normativa prevé que quien no tenga constituido electrónicamente su domicilio quedará notificado por ministerio de ley (“ministerio legis”).

Esto significa que el proveído en cuestión se considera notificado automáticamente el día de nota (martes o viernes) siguiente. Y desde ese día comienzan a correr los plazos que correspondan.