Nov 152016
 

 

Como ya vimos en otros posts, los honorarios siempre deben apelarse, justamente para evitar situaciones de debilidad frente a la otra parte como la planteada en este caso.

Luego, si la otra parte no apela, o la situación se resuelve sin necesidad de que el expediente suba a Cámara, habrá posibilidad de desistir de la apelación.

Pero llegado el caso en que no se haya apelado y la otra parte sí lo haya hecho, debemos esperar a que el expediente suba a Cámara con esa apelación para que decidan si nos bajan los honorarios o los mantienen (aquí hay que recordar que al no haber apelado el perito, no hay posibilidades de que los honorarios se eleven).

La contestación de agravios habrá que hacerla (y ya que no se apeló, viene bien utilizarla como una forma de desvirtuar los argumentos de la contraria) sólo en caso de que dicha parte haya fundamentado su recurso y nos corran traslado de dicha fundamentación.

Para ver con más detalle por qué es necesario apelar siempre, hacer click AQUÍ.

Para ver más cuestiones relacionadas con la apelación de honorarios, click AQUÍ.


Dr. Mariano A. Fernández Oromendia
Especialista en cobro de honorarios periciales.

Conozca mis servicios AQUÍ.