Jul 142015
 

A veces pasa que por diferentes razones no apelamos los honorarios, ya sea porque se nos pasó el plazo, porque los consideramos razonables u otras razones. (Más allá de que siempre hay que apelar)

Pero ello no quita que la parte obligada al pago no los apele por altos.

Apelemos o no, no cobraremos hasta que los mismos no estén firmes, es decir hasta que no haya más discusión posible sobre el monto de los mismos.

Si están apelados por una de las partes, no nos queda otra que esperar que el expediente suba a Cámara para resolver sobre esa apelación.

S la parte es remisa y no impulsa la elevación, luego de 3 meses podemos plantear una caducidad de segunda instancia para forzarla a que se de por decaído su derecho de apelar.

Como dije más arriba, una vez que estén firmes podremos impulsar el cobro.


No announcement available or all announcement expired.